Proyecto

 

El Grupo de Desarrollo Rural de La Campiña y Los Alcores de Sevilla, ha peusto en marcha la ejecución de la actividad de cooperación denominada “Ave Fénix de la Marca de Calidad Territorial “Calidad Rural Campiña Alcores”. Redefinir la Marca “Calidad Rural Campiña Alcores de Sevilla” para mejorar su sostenibilidad”, de acuerdo con lo contenido en el expediente de subvención de la submedida 19.3 del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020, cofinanciada en un 90% por la Unión Europea mediante el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), siendo la contribución financiera aportada por la Comunidad Autónoma de Andalucía el 10% restante.

Básicamente este proyecto desea relanzar el desarrollo e implantación de la Marca de Calidad Rural Campiña Alcores en nuestra comarca, sirviendo de base para relanzar determinados sectores económicos, turísticos y culturales, basándonos en los principios de Calidad Social, Medioambiental, de los Productos y Servicios y sobre todo de compromiso con nuestro Territorio.

Justificación del Proyecto:

La Marca de Calidad Territorial fue creada en el período de los dos períodos de programación europeos anteriores, alcanzándose un desarrollo notable tanto de implantación territorial, por el número de comarcas de Andalucía participantes, como por el número de entidades y empresas certificadas dentro de los territorios. Además ha desarrollado un compendio normativo transversal (reglamento o carta general, reglamento del comité de gestión y control, cartas específicas sectoriales, procedimientos de evaluación y de certificación, tanto de cada marca territorial como de empresas y entidades).

La Marca de Calidad Territorial, además, se ha expandido a otras Comunidades Autónomas de España, estando presente actualmente en Aragón, Castilla y León, Asturias, Castilla-La Mancha y Cantabria.

El procedimiento de certificación de las Marcas Territoriales como el de las entidades y empresas, extenso y laborioso, se venía haciendo mediante certificadoras externas a las marcas territoriales, con un coste estimable, proporcional a las exigencias y procedimientos establecidos por las normas.

En el período de transición entre el último Marco de FEADER y el nuevo, donde los GDR, las estructuras propietarias de dichas marcas y, por tanto, responsables del mantenimiento de los procesos de certificación y control, han estado sin financiación, desembocando en el abandono del cumplimiento previsto en las normas, han dejado de realizarse campañas de promoción, poniendo en serio peligro la continuidad y existencia de las propias marcas, generando un estado de desánimo y frustración en las entidades portadoras que pone al borde de la extinción todo el proyecto que tantos años de esfuerzo, colaboración y financiación  ha supuesto.

Además, los principios de Responsabilidad Social, centrales en los principios y valores de la MCTE, hoy precisan ser revisados y actualizados con los conceptos y objetivos transversales de las políticas de la UE de igualdad de género actuales y la lucha contra el cambio climático.

La Marca de Calidad Territorial ha de plantearse mediante este proyecto de cooperación las modificaciones y cambios necesarios para su sostenibilidad económica y su funcionamiento, pudiendo sortear futuras transiciones donde de nuevo no cuente con las financiaciones públicas y para ello será preciso:

1.- Actualizar los principios y valores de la MCTE para incorporar las nuevas perspectivas sobre la igualdad de género, muy desarrolladas en relación a hace veinte años cuando se acordaron los principios y valores de la Marca, y el objetivo transversal de la UE de lucha contra el cambio climático.

2.- Modificar las metodologías de evaluación y de certificación actuales por otras que recojan los objetivos transversales de la UE, pero con procesos aligerados, para hacerla viable económicamente, tanto en la certificación de las empresas y entidades portadoras como en la certificación de las Marcas Territoriales para ostentar “Calidad Rural”

3.- Incorporar nuevas herramientas tecnológicas de promoción y comercialización, inexistentes en la puesta en marcha de la MCTE, que con bajo coste permitan mantener con recursos propios la promoción y comercialización.

4.- Estudiar la sustitución de la propiedad actual de las Marca Territoriales de los GDR por una Asociación de entidades y empresas portadoras, aislando a las Marcas de la situación administrativa de los GDR.

JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO EN  RELACIÓN CON LAS POLÍTICAS DE DESARROLLO RURAL Y CON LAS  ESTRATEGIAS DE DESARROLLO LOCAL DE LA CAMPIÑA Y LOS ALCORES DE SEVILLA

Justificación en relación con las políticas de desarrollo rural

La Marca de Calidad Territorial Europea ‘Calidad Rural’  es el referente colectivo del desarrollo del mundo rural, concebido como una estrategia de desarrollo territorial, integrada y sostenible.

La Marca de Calidad Territorial Europea y cada una de las Marcas Territoriales que la componen, es una Marca innovadora que recoge los principios y valores que han sido el soporte del enfoque LEADER de la Unión Europea, incorporados como valor añadido en una etiqueta ‘Calidad Rural’  .

‘Calidad Rural’ es la imagen común y la marca de calidad territorial europea de los productos y servicios de comarcas rurales de Andalucía, que pretenden con este distintivo potenciar los territorios, los productos y servicios que mantengan unos criterios de calidad ambiental, económica y social en sus territorios. Es una marca transversal que afecta a todos los sectores, cuenta con la participación de la propia Administración, de empresas privadas y de colectivos sociales que tienen interés en participar en un proyecto común.

La Marca de Calidad Territorial es el aglutinante para el desarrollo equilibrado y armonioso de su territorio. Esta calidad territorial se entiende con carácter global, incorporando los valores y acciones que permitan desarrollar sus cinco dimensiones:

1.- la calidad ambiental (manejo sostenible de los recursos y conservación del paisaje y los ecosistemas como factores de competitividad),

2.- la calidad social (igualdad de oportunidades a través de una estrategia de desarrollo que alcance a todos los colectivos sociales),

3.- la calidad de los productos y servicios del territorio (basados en su diferenciación y modo de producción con criterios sociales, ambientales y económicos),

4.- la calidad institucional (activos institucionales locales comprometidos con este proceso y que realicen una gestión eficaz) y

5.- La calidad de vida de la población de la Comarca (empleo, renta, entorno saludable y cohesión social, con acceso a servicios públicos y a servicios para satisfacer las necesidades básicas) en un espacio geográfico con fuerte identidad y sentido de pertenecía (conservación y valorización del patrimonio material e inmaterial)”

Este objetivo de la MCTE se articula con los objetivos del FEADER expresados en su artículo 4 del Reglamento (UE) nº1305/2013, en su apartados b) garantizar la gestión sostenible de los recursos naturales y la acción por el clima; y el c) lograr un desarrollo territorial equilibrado de las economías y comunidades rurales incluyendo la creación y conservación del empleo. Y se articula con las prioridades 5 y 6 del artículo 5 del mismo Reglamento.

 

Justificación de la participación de nuestro GDR Campiña Alcores en el proyecto:

El GDR Campiña Alcores de Sevilla sostiene como elemento conductor de todas sus estrategias desde la década de los 2000, inicialmente concebida como MCTE, actualmente se sitúa en una posición central la Marca de Calidad Rural Campiña Alcores dada su facilidad para incorporar de forma transversal los diferentes objetivos que impregnan su EDL, así encontramos numerosas referencias a la Marca, en cada tipología de proyectos

  • Proyecto programado. Los proyectos programados podrán ser productivos, no productivos, siempre y cuando cumplan lo recogido en la línea de proyecto P.1.3.1. Desarrollo y fortalecimiento de agrupaciones de productores conforme a las normas de la Marca “Calidad rural Campiña Alcores”. Que se pretendía que contribuyera al Objetivo General 1 “Consolidación de un nuevo modelo económico basado en la diversificación de las actividades productivas, el incremento del valor añadido y en una mejora de la competitividad del tejido productivo local que genere empleo de calidad. Indirectamente también contribuye a la consecución de los demás objetivos por su transversalidad en temas de protección del patrocinio local, así como desde el punto de vista social.
  • Proyectos no programados. Los proyectos no programados podrán ser:
    • Singulares: Donde nos encontramos proyectos productivos e innovadores, aplicando para ello el concepto de innovador al que se ha hecho referencia en otros epígrafes de la EDL, así tenemos la línea de proyectos P1.3.2. Fomento y desarrollo de las nuevas formas de comercialización sostenible de los productos y servicios locales “Campiña Alcores”.
  • Proyectos propios del Grupo de Desarrollo Rural: son proyectos cuyo beneficiario es el GDR Campiña-Alcores. Siempre se trata de proyectos u operaciones de carácter no productivo, así tenemos .P1.4.1.Promoción de la marca “Calidad Rural Campiña-Alcores» como distintivo de productos y servicios innovadores desarrollados en la Comarca, este proyecto además de contribuir al Objetivo General 1, va a contribuir de forma significativa al Objetivo General 2. Esta contribución se va a derivar principalmente de su relación con la puesta en valor del patrimonio histórico y etnográfico de la comarca a través de la inclusión bajo esta marca de “Calidad Rural” en actividades rurales, tradicionales y complementarias a la actividad agroganadera (agroturismo, artesanía, etc.) que cumplan con los requisitos establecidos para ello, como son el cumplimiento de unos niveles de exigencia definidos para los parámetros de calidad social y de calidad medioambiental superiores a los mínimos legalmente exigibles que en definitiva hacen de la marca “Calidad Rural Campiña-Alcores” un sistema de mejora continua. La contribución a los objetivos transversales se concentra en el objetivo de “innovación”, en la medida en que la marca Calidad Rural implica el carácter innovador de las empresas que consigan dicha distinción. También contribuye a los objetivos de “medio ambiente” y “lucha contra el cambio climático” en la medida en que los productos y servicios que opten a incluirse bajo esta denominación deberán cumplir estrictamente los protocolos establecidos de respeto al medio ambiente y no generación de emisiones contaminantes. Tristemente estos proyectos propios en la última modificación de la EDL que ha sido aprobada por la Dirección General, con carácter previo a la aprobación de la actual convocatoria de ayudas 2020, han desaparecido, habiendo destinado sus fondos a financiar más proyectos de la submedida 19,2, debido a la lentitud y complicaciones que se habían detectado para la puesta en marcha de los mismos.

 

  • Cooperación: son proyectos de cooperación interterritorial y transnacional financiados y de conformidad con la submedida 19.3 del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014- 2020 y el Marco Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020. Así nuestro GDR ya en su diseño originario tenía prevista la participación en este proyecto tal y como se recoge en: P1.C1. Cooperación en materia de Calidad Rural. Este proyecto, complementario del Proyecto Propio 1.4.1, además de contribuir de forma directa al Objetivo General 1, tendrá incidencia en los otros dos objetivos generales. La contribución al Objetivo General 2 se deriva de su relación con la puesta en valor del patrimonio histórico y etnográfico de la comarca a través de la inclusión bajo esta marca de “Calidad Rural” en actividades rurales, tradicionales y complementarias a la actividad agroganadera (agroturismo, artesanía, etc.) que cumplan con los requisitos establecidos para ello. En el caso del Objetivo General 3, la contribución se va a derivar del intercambio de experiencias que se realizan conjuntamente con los numerosos GDR de Andalucía, y del resto de España, con los que se pretende alcanzar una mínima masa crítica para hacer rentables las acciones de promoción, difusión y defensa de la MCTE (Marca de Calidad Territorial Europea). La contribución a los objetivos transversales se concentra en el objetivo de “innovación”, en la medida en que la marca Calidad Rural implica el carácter innovador de las empresas que consigan dicha distinción. También contribuye a los objetivos de “medio ambiente” y “lucha contra el cambio climático” en la medida en que los productos y servicios que opten a incluirse bajo esta denominación deberán cumplir estrictamente los protocolos establecidos de respeto al medio ambiente y no generación de emisiones contaminantes. Dispone de una asignación presupuestaria prevista de 32,221,56€.

En la primera modificación de la  EDL del GDR Campiña Alcores de Sevilla,  dentro de los proyectos de cooperación se ha aprobado el aumento de fondos destinado inicialmente este proyecto, que finalmente aglutinará todas las actividades de cooperación del GDR, concentrando el total de los importes de Cooperación de nuestro GDR, según lo aprobado en la última resolución de la Dirección General de Industrias, Innovación y Cadena Agroalimentaria de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía.